"Para saber de amor, para aprenderle,
haber estado solo es necesario."

miércoles, 16 de marzo de 2016

LA CLASE AL REVÉS

Estamos ante las primeras evaluaciones de un curso sobre La clase invertida o The Flipped Classroom. Es buen momento para interrogarme sobre las expectativas que inspira.
  • ¿Qué idea previa tenía antes de empezar el curso sobre Flipped Classroom?
Curiosamente a fines de año pasado leí un entusiasta artículo sobre La clase invertida que me levantó  el interés. Lo compartí con mis compañeros de instituto, y ahí parecía que acababa la cosa. Sin embargo, al ver la posibilidad de realizar un curso sobre este modelo pedagógico, me lancé a ello. Me seducía la idea de dar con algo nuevo que atrajera a mis alumnos y que, a la vez, jugara con la idea de volcar los términos del juego educativo, como una subversión en la enseñanza. Es algo que va mucho con el sentimiento adolescente de rebeldía, y me pareció que podía funcionar.
  • ¿Qué idea tengo ahora?
Ahora voy viéndolo con la dureza que supone construir las cosas desde el andamiaje y no quedarse mirando la fachada desde fuera. Requiere una importante reflexión y preparación; requiere tiempo e investigación. Sin embargo, estoy reforzado por la presencia de otros educadores que creen en ello.
  • ¿Qué me ha sorprendido o tengo ganas de probar en mi aula?
Sin duda, la versatilidad en la creación de materiales propios. Sobre todo, podcast, que es el primero que he probado, y vídeo, que creo que será igual de posible de dominar. Me atrae la idea de compartir momentos audiovisuales en las vidas de mis alumnos, aunque parezca gracioso o soberbio.

Podcast: The Flipped Classroom

Para quien quiera informarse sobre este nuevo modelo pedagógico: